miércoles, 4 de julio de 2018

Sobre literatura: últimas lecturas



Hola a todos, ¿cómo va vuestra semana?
Hoy voy a escribir sobre tres de mis últimas lecturas y de lo que me han parecido.

Invisible
Autor: Eloy Moreno
Editorial: Nube de tinta
Páginas: 299





¿Quién no ha deseado alguna vez ser invisible?
¿Quién no ha deseado alguna vez dejar de serlo?

Estas son las dos únicas frases que aparecen en la contraportada del libro. La primera vez que lo vi, pensé que se trataba de una novela adolescente fantástica, o de súper héroes, pero más tarde descubrí que el escritor simbolizó así un tema delicado en nuestra sociedad. Durante un tiempo encontraba este libro reseñado por todas partes, y todo el mundo hablaba muy bien. Por lo que comentaban, sospeché que el argumento era diferente a lo que imaginaba, así que decidí leerlo, y así descubrí que, de fantástico, no tiene nada.

Me parece que no voy a poder explicar demasiado de esta novela si lo que pretendo es mantener el misterio. Quiero decir que, si existe un libro en el que sea fácil destripar las sorpresas, es éste. Intuyo que el autor, Eloy Moreno, pretendía exactamente esto, ir procesando una sucesión de capítulos cortos donde utiliza alegorías como “dragones” y “monstruos” para definir lo que aún no se ha explicado, así que durante las primeras páginas se desconoce qué está ocurriendo.
La novela está protagoniza por un niño, al que como he dicho, no sabemos exactamente qué le ocurre hasta pasados algunos capítulos. Lo que más me gusta del libro es la empatía que provoca, me ha generado sentimientos hacia el protagonista, y es muy fácil percibir la vulnerabilidad de una persona que se encuentra en una situación como esta.

Creo que este libro debería leerlo todo el mundo, adolescentes y adultos, y por supuesto, padres. Es más, debería ser lectura obligatoria en los institutos.

La frase: “El problema es que nunca he llegado a controlar bien ese poder:
A veces, cuando más ganas tenía de ser invisible, era cuando más gente me veía, y en cambio, cuando deseaba que todos me vieran, era cuando a mi cuerpo le daba por desaparecer”.

Las posesiones
Autor: Llucia Ramis
Editorial Anagrama
Páginas: 233



Hace mucho, mucho tiempo, en una galaxia muy lejana, descubrí a Llucia Ramis (Palma de Mallorca, 1977). Enseguida la adoré. De hecho, puedo decir que ella es de los pocos autores que en cuanto publica un nuevo libro, lo compro y lo leo enseguida. Cuando la descubrí había ganado el premio Josep Pla (ediciones destino) con su segunda novela, Egosurfing, la cual trata de una universitaria mallorquina que viaja a Barcelona para estudiar periodismo con el fin de huir de sus heridas familiares. A partir de ahí, va elaborando una serie de situaciones cotidianas explicadas desde un humor cínico y con una inmensa crítica social.

En alguna entrevista de algún periódico (no recuerdo cuál) leí que la catalogaban como La gran Lebowsi mallorquina. Y después de haber leído sus cuatro novelas, no pude evitar darle la razón. Todas sus historias confeccionan retratos sociales, siempre ahondando en la miseria familiar con ese humor un tanto ¡borde! Borde en el buen sentido. Me cuesta mucho averiguar cuánto hay de autobiografía en cada uno de sus libros, porque, de hecho, tampoco sé si llamarlos novelas. Son momentos dentro de una historia que van hacia delante y hacia atrás, a veces parece que la escritora esté sentada en el sillón de un psicólogo y se dedique a exponer sus traumas según van brotando en su mente. Eso sí, a pesar de los saltos en el tiempo, la coherencia se mantiene siempre.

Las posesiones: La protagonista de la historia vuelva a Palma de Mallorca, a casa de sus padres, donde el pasado familiar un tanto polémico la hará revivir ciertos sentimientos que preferiría mantener enterrados. Ex relaciones tóxicas, un acosador, un padre obsesionado con la conspiración, un ligero sentimiento de fracaso laboral y decepcionantes experiencias amorosas son los temas que construyen la vida de la protagonista.
Esta novela ha ganado el premio Anagrama en catalán, y no me sorprende. Tengo que decir a LLucia Ramis la leo en catalán porque así escribe ella, aunque enseguida todas sus novelas se traducen al castellano.

Como todos sus libros, Las posesiones me ha gustado mucho, la manera tan plana y escasamente tierna que tiene esta autora de narrar hace que cada frase sea urbanamente realista, y me engancha hasta el punto de hacerme sentir que incluso podríamos ser amigas (que nadie se alarme, que no soy una acosadora).
De todos modos, me sigo quedando con su tercera novela:  Todo lo que una tarde murió con las bicicletas. En esta novela habla de sus abuelos belgas, y simplemente me pareció espectacular.


Piscinas Vacías
Autor: Laura Ferrero
Editorial: Alfaguara
Páginas:190



Desde hacía tiempo tenía a Laura Ferrero en mi lista de pendientes. Sabía que había empezado a autopublicarse en Caligrama y poco después (con poco me refiero a un par de semanas) Alfaguara la había publicado. Con esto, es evidente que el éxito fue inmediato y la calidad incuestionable.
Como he dicho, sabía que Piscinas vacías sería un gran libro, aunque no sé por qué me esperé bastante a leerlo. Es un recopilatorio de relatos cortos, y apenas tiene 200 páginas.

Opinión: El primer relato me gustó mucho, lo encontré bien escrito. La autora me pareció que tenía esa capacidad de decir mucho en pocas palabras, y surgió admiración. El segundo también me gustó, aunque no tanto como el primero, pero también me pareció muy bien escrito. El tercero, muy bueno, pero me gustó menos que el segundo.
Era muy raro, no sabía por qué me estaba cansando si los relatos estaban tan bien escritos. Y al final me di cuenta de lo que me ocurría. ¡¡Todos los relatos son exageradamente tristes!! Y cada vez lo son más, es como una tristeza gradual que no puedes parar. Y no me refiero a una melancólica que convierte en interesante una historia, sino a dramas forzados. No es como Invisible, que es triste, pero el autor no te inyecta el drama en vena mientras tú tratas de resistirte. Aquí sí, no es más que buscar y rebuscar las fatalidades extremas de esta sociedad para después adornarlas con más calamidad todavía. Cada relato muestra las vivencias más duras de la sociedad del primer mundo. Un ejemplo: una niña que desea volar, pero lo que en realidad le ocurre es que está traumatizada porque su hermano pequeño murió en ese lugar (donde ella pretende salir volando). Otro ejemplo: una mujer que escribe una carta a su hija no nacida porque en su día decidió abortar. Otro ejemplo: un hombre escribe a su hijo para explicarle (a saber por qué) que siempre quiso muchísimo a su madre (la cual aún no sé si está viva o muerta), pero un día se cruzó con una mujer que tenía el pelo sucio (lo del pelo sucio supongo que no es importante pero a mí me sorprendió) y en esos escasos segundos que la vio se enamoró de ella y le atrajo muchísimo.
Lo que quiero decir es que, aunque estos problemas existen de verdad (lo de enamorarse de una desconocida con el pelo sucio no sé, pero el resto seguro que sí) y las personas afectadas sufren, no es necesario reunir TODAS LAS TRAGEDIAS DEL MUNDO en un libro.
De todas formas, el libro es bueno (supongo), está muy bien escrito (eso sí), con palabras directas que explican mucho, y tiene muy buena crítica. Quizás el problema es mío, que no puedo con tanto drama rebuscado.


Y hasta aquí mi recopilatorio de lecturas más destacables.
También he leído:

Idiotizadas, de Moderna de pueblo (un cómic que me ha gustado mucho).
Morder la manzana, de Leticia Dolera (un libro sobre el feminismo que, generalizando, no dice nada nuevo, aunque como la autora es actriz sí explica algunas anécdotas en el cine. No está mal).
Jurassic Park, de Michael Crichton (ya hablé en la última entrada).




21 comentarios:

  1. Me tentaba la última hasta que te leí lo de las tristezas...no estoy yo ahora para estos temas, jajaja.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja yo tampoco tengo ganas de tanto drama innecesario. Es una pena, porque podría haber sido un buen libro, aunque como he dicho, tiene una crítica buenísima, así que quizás soy yo! Un besote!!!!

      Eliminar
  2. ¡Hola María! Me atrae mucho el libro de Eloy Moreno, en la biblioteca todo el mundo habla de él y muy bien, terminará cayendo. Tu frase: "debería leerlo todo el mundo, adolescentes y adultos, y por supuesto, padres. Es más, debería ser lectura obligatoria en los institutos" me recuerda que eso mismo pensé yo cuando vi la peli "Wonder", que debería ser obligatoria en colegios e institutos.
    Lo que cuentas de Llucia Ramis me transmite muchas ganas de conocerla, sus libros
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marian! Yo leí Invisible porque tenía muy buena crítica y me sorprendió mucho, creo que hay libros que deberían ser obligatorios, como este o como dices tú Wonder, otro ejemplo es la serie Por trece razones. Parece que hoy en día aún falta mucho socialmente para que algunas personas no se sientan excluídad!
      Llucia Ramis es una gran autora, tiene cuatro novelas y todas me han gustado mucho!!
      Ya me dirás qué te parecen si las acabas leyendo!!
      Un besito, y gracias por pasarte y comentar!!

      Eliminar
  3. Hola, María. Lo que a ti te ocurre con Llucia Ramís, a mi me pasa con Eloy Moreno. He leído todas sus obras (4 novelas y dos recopilaciones de cuentos). Invisible me gustó, pero la que más fue, sin lugar a dudas, Lo que encontré bajo el sofá, su segunda novela.
    Me ha interesado mucho cómo describes la obra de la escritora mallorquina. Creo que voy a leerla, y por supuesto en catalán, nuestra lengua común. Algo parecido también me ha ocurrido con Care Santos, de la que estoy leyendo su última novela.
    En cuanto a los relatos de Laura Ferrero, aunque he leído alguna crítica positiva de ella, últimamente me está decepcionando mucho lo que leo de escritores noveles autoeditados. Quizá yo debería incluirme entre ellos y mis escasos lectores-compradores de mi libro opinen exactamente igual de mis relatos. Pero todos los que he leído hasta ahora, incluso de autores famosos, me han decepcionado mucho. Y por lo que cuentas de Piscinas vacías, intuyo que me ocurriría igual.
    Excelente entrada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Josep, en algún momento haré una relectura de Invisible, porque quiero empezarlo conociendo ya la trama y descubrir detalles que seguro se me escaparon cuando empecé a leer. ¡Es tan tierno, dulce e injusto a la vez! El próximo que quería leer de Eloy Moreno es El bolígrafo de gel verde (creo que se llama así), aunque al final creo que me lo voy a leer todo. El regalo también tiene muy buena crítica.
      A Llucia Ramis la adoro desde hace tiempo, si te lees alguno te recomiendo Tot allò que una tarda morí ambles bicicletes ¡Me encantó! Egosurfing está muy bien pero es muy treintañero y urbano y creo que Tot allò... te gustará más.
      Laura Ferrero es una pena, esperaba mucho pero no sé, tanta desgracia me puede. Insisto en que es mi percepción y si tiene buena crítica será por algo. Pero es que a mí, no puedo decir que me haya gustado.
      Por cierto, Eloy Moreno también empezó autopublicándose, creo que hoy en día es la mejor manera que tiene un escritor de iniciarse.
      No creo que debas incluirte entre los autopublicados flojitos, esto va a gustos y no se puede gustar a todo el mundo. Tengo pendiente tu libro, por cierto, que ya lo tengo comprado! Después del verano ya haré la reseña porque en breve cerraré el blog por vacaciones!! :)
      Mil gracias por el comentario!! Un besote grande :))

      Eliminar
    2. Muchas gracias, María, por comprar mi libro. Ahora solo cabe esperar que te guste.
      Debo decirte que, a raíz de una reseña muy favorable, yo también compré hace unos días La Tragedia de Pompeya, que espero leer muy pronto pues, como he mencionado en más de una ocasión, la lista de espera es larga, jeje. Por supuesto te daré mi opinión, pero no podré corresponderte con una reseña porque este es un ejercicio que no me resulta nada fácil, así que lo dejo para los que tenéis más tablas para ello. Otro beso.

      Eliminar
  4. Me quedo con "Invisible", María, porque por las notas que has dado, creo que he podido intuir el argumento y me interesa. Lo que no voy a hacer es leer dramas y penas; si fueran retazos de Historia, quizá; pero para dramas personales, ya me quedo con los míos.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja es verdad, para penas ya intento solucionar las mías!! Qué buena frase.
      Invisible me ha gustado mucho, ya me dirás qué tal si finalmente lo lees! Un besote Macarena!!:)

      Eliminar
  5. Me atrae sobre todo "Las posesiones". "Piscinas vacías" me atraería si no fuese un libro de relatos, aunque últimamente los disfruto más. Tengo ganas de leer a la autora, pero prefiero una novela. La buscaré.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los relatos de Laura Ferrero están muy bien escritos, quizás te gusten Rosa, a mí me parecieron un poco tristes pero es que tiene tan buena crítica que no sé, quizás soy yo a la que no le ha entrado el libro y ya está. El primer relato es buenísimo. Pero si prefieres novela, creo la autora acaba de sacar una novela que se llama "Qué vas a hacer con el resto de tu vida". Yo miraré el argumento y le daré otra oportunidad.
      Las posesiones me ha encantado, si quieres probar con Llucia Ramis también te recomiendo "Todo lo que una tarde murió con las bicicletas" es mejor incluso que Las posesiones.
      Un besito guapa, ya dirás si has leído alguno!! muaaa

      Eliminar
  6. Hola.
    Lo de la desconocida de pelo sucio me ha eclipsado y me cuesta centrarme en lo demás, jejejeje.
    Descarto Piscinas vacías porque he tenido un año complicado y ahora que todo empieza a mejorar no quiero sumergirme en penas.
    Besos y el primero tiene muy buena pinta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja lo del pelo sucio es muy raro, no es lo importante del relato, pero a mi dejó en shock. Además hay otra cosa más, la mujer también lloraba. Vamos a ver, ¿en qué momento te enamoras de una desconocida con el pelo sucio que está llorando? Y encima con el paso de los años aún la recuerdas. ¡Hay que ser rarito!! Por eso digo que el libro tiene un drama extraño y forzado.
      Este no te lo recomiendo, no quiero sumergirme en penas ni yo!!
      Besoteeeee

      Eliminar
  7. ¡Hola María! Desde luego son los dos primeros libros los que mejor pinta tienen (con el tercero no hago más que vislumbrar a una mujer de pelo sucio con una vida llena de tragedias, jeje, como dice la anterior comentarista).
    Del autor Eloy Moreno no he leído nada aunque me suena, ese aire misterioso con lo que lo has reseñado y recomendado me ha llamado mucho la atención. El segundo me interesa muchísimo, sobre todo cuando dices que a la autora la llaman La gran Lebowski mallorquina (me encanta esa película), creo que puede ser mucho del estilo de los libros que me gustan.
    Muchas gracias por tus reseñas y recomendaciones, guapísima, siempre está bien hacerse con referencias a la hora de hacerte con lecturas.
    Besazos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guapa, creo que Llucia Ramis te gustará. Es muy directa y tiene un ligero cinismo que me encanta. Antes ya he dicho en algún comentario que mi preferido es Todo lo que una tarde murió con las bicicletas. Y las Posesiones también está muy bien, aunque claro, el de las bicicletas me gustó tanto que cualquiera que escriba ahora estará por debajo jejej
      La mujer del pelo sucio era "una penas" sí jaja además del pelo también lloraba!!
      Un besito guapa, si lees a Ramis ya me dirás qué tal!! muaaa

      Eliminar
  8. Hola María, en Invisible dejas completamente abierta la trama creando y despertando un interés tremendo a través de esa invisibilidad deseada o repudiada según en que circunstancias. Lo de ser lectura obligada en los institutos tiene precisamente muchas lecturas y desde luego acaba de convencerme como recomendación.

    No conocía a Llucia Ramis y desde luego parece una autora que escribe de una forma muy personal y apoyándose en temas locales para digamos así, sacar lo mejor de sí misma a la hora de expresarse.

    Del tercer libro, parece que abusa por lo que cuentas de un exceso melodramático y quizás no sea el verano la mejor estación para meterse en tanta tristeza. Si he observado que los tres libros reseñados tienen en común un número de páginas bastante asequibles, por lo que gusten más o menos, deberían guardar en común un ritmo bastante adecuado.

    Por otro lado, me llama la atención el libro de Leticia Dolera por las anécdotas cinematográficas que pudiera contener. Quizás me lo compre para el verano. Besos María y gracias por este tres al precio de uno ;-)

    P.D. El tema pelo sucio es muy seductor ja,ja,ja, creo que va a ser tendencia en los nuevos enamorados del siglo XXI.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he querido explicar mucho de Invisible, porque cuando lo encontré reseñado o se los vi a "mis niñas" de Instagram (me sorprende y alegra lo mucho que leen muchas chicas jóvenes de hoy en día) ellas tampoco desvelaban nada, y me alegro de que no lo hicieran porque el libro se disfruta más.
      Lo de lectura obligatoria es porque creo que los adolescentes de hoy en día tienen poca empatía y harían lo que fuera por "molar". Sé que generalizar es lo peor del mundo pero sí creo que existe una tendencia a esto. Y como este libro te hace empatizar con el personaje lo veo muy útil.
      Respecto a la extensión, tiene capítulos muy cortos, y la letra muy grande, se lee en nada. Creo que excepto Jurassic Park todos los demás libros son muy cortitos, el de Leticia Dolera también, ahora no recuerdo exactamente las páginas porque no lo tengo a mano jajaj pero también se lee en un suspiro.
      Lo del pelo sucio...cada uno tiene sus gustos y no seré yo la que juzgue a los enamorados si se pone de moda jajajajaja Me imagino Tinder lleno melenas sucias jajaj
      Un besote Miguel y feliz noche!! :)


      Eliminar
  9. ¡Hola, María! Del primero me ha sacado una risa esa frase final en cuanto a lo visible e invisible, y desde luego me ha dejado intrigado el derrotero que pueda tomar esa historia. Del segundo, ese tono borde y plano me sugiere un estilo natural, conversacional, que hace tan amena la lectura. Del tercero no creo que llegue a leerlo, de por sí, la tristeza y la melancolía no son emociones que me atraigan en narrativa, lo veo como algo muy facilón y si además son relatos en los que esa emoción se busca con fruición... puff.
    En todo caso, buen pack lector que te has echado a las espaldas este mes. Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Hola María,
    Me apunto el primero y el segundo que como tú, si lo leo lo haré en catalán; ya que a veces las traducciones pierden un poco la simbología o el significado que el autor pretendía transmitir. El tercero no, creo que uno ha de estar cien por cien bien, para poder leer y no ser empático con el drama. A parte que necesitamos más luz, mucha más.
    Un beso, y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  11. Hola María! El primero lo tenía en mi lista de pendientes y creo que lo voy a comenzar ya que me has terminado de convencer. El último, como bien dices, lo obvio porque no puedo con tanta tristeza acumulada! Un placer leerte, un beso!

    ResponderEliminar
  12. Hola, María.
    Creo que "Posesiones" es el que más me llama, por eso del humor "borde" que describes.
    También tengo pendiente el de "Idiotizadas"; de hecho el otro día en la biblioteca lo quería, pero lo tenían prestado.
    Geniales recomendaciones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar