martes, 4 de abril de 2017

Reto con frases de Mia Lozano


Voy a realizar un paréntesis en la historia de la chica vestida de mimo francés, y voy a responder al Reto con frases de Mia Lozano que ha publicado en su blog sweetcoffeelatte.blogspot.com

En su propuesta, debía elegir dos frases de una lista, y aunque he dudado un poco, me he decantado por las siguientes:

3. ¿Porqué no nos vamos de aquí y nos divertimos?
4. Tiró de su mano y la encerró en el cuarto de la limpieza.

Debe de ser un relato subido de tono, así que voy a ver qué tal se me da.

-¿Por qué no nos vamos de aquí y nos divertimos?
La voz llegó a los oídos de Charlotte en un susurro, y tuvo que hacer esfuerzos para asegurarse de que había oído lo correcto. Apenas se movió del sitio,  se limitó a beber el café de máquina, a fingir que le gustaba ese líquido aguado que muy lejos estaba de parecerse a un café decente. Zack se deslizó sigiloso y se colocó junto a ella. 
No sabía qué la turbaba más, sentir el aliento de él en su nuca o tenerlo de frente, observándola con ese deje de insolencia.
-Te lo tienes muy creído, ¿no?
Charlotte trató de mostrar seguridad, y soltó la frase de carrerilla, como quien baja una pendiente corriendo para no caerse. Si Zack notó flaqueza, no lo demostró, ni tampoco mencionó el ligero rubor de ella.  Son los problemas de tener una piel pálida, que los sentimientos se delatan en la cara.
Él se aclaró la garganta y cuando puso los brazos en jarra, la americana se abrió y la camisa se adaptó a su cuerpo torneado. Charlotte fingió que bebía, pero sólo era una manera de cubrirse media cara. La vergüenza, el rubor.
-Si hablas tan alto nos van a oír- dijo al fin.
Zack había adoptado una expresión socarrona, y como ese día tenía el pelo más ensortijado que de costumbre, sus facciones se habían vuelto un tanto malvadas. Malvadas en el buen sentido, pesó Charlotte. Después de todo, las mamparas de la oficina impedían la visión a la máquina de café. El problema surgiría si algún jefe salía de su despacho. 


Se movió inquieta cuando él se le acercó. 
-¿Te has vuelto tímida de repente? Porque anoche no lo parecías en absoluto.
Sostuvieron la mirada. Charlotte buscó en su cabeza algunas palabras elocuentes, algo ingenioso que la hiciera quedar a la altura de la situación, pero no fue capaz de encontrarlas.
-¿No quedamos en que no hablaríamos de esto?
-Lo decidiste tú sola.
-Siempre he deseado decirlo: lo de anoche fue un error.
La expresión de Zack se volvió irónica, aunque el juego le gustaba.
-Cuando yo era tu jefe no traías esos vestiditos. Mejor que no te diga lo que estoy pensando, porque vas a salir corriendo.
-Cuando tú eras mi jefe no me habría acostado contigo.
-¿Nunca hubieras acabado en mi cama? No me digas...
-No, ni hablar.
-Espero que ese café lleve menos veneno que tus palabras, mentirosa.
Zack estudió el perímetro mientras Charlotte permanecía estancada, esperando el siguiente paso. Y cuando una sonrisa perversa se esbozó en su cara, ella sintió verdadero pánico. Pánico en el buen sentido, por supuesto.
Tiró de su mano y la encerró en el cuarto de la limpieza. Antes de que ahogase un grito de sorpresa, él le tapo la boca con una mano.
-Schh que nos oirán.
Ella se deshizo de él, pero lejos de huir de allí se desabrochó la cremallera del vestido, se lo extrajo por los brazos en un gesto rápido y lo lanzó sobre el cubo de fregar. Zack se aflojó la corbata. Cuando la apretó contra la pared, los palos de las escobas y fregonas cayeron sobre los botes de lejía. 

21 comentarios:

  1. ¡Madre mía! ¡Me encantan las relaciones así! Me he reído un montón. Es fresca y el rollo de si,pero no.... ❤❤❤❤ En cuanto entre con el pc, te añado a la lista! 😘

    Un besazo!


    RETO CONSEGUIDO!!🎉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja gracias guapa! Ya ves que no me he podido esperar a hoy para escribir el reto jaja
      Un besazo 😊😊😊

      Eliminar
  2. Es magnífico!! Deja con ganas de más!! Sigue así y llegarás lejos...
    Un beso!
    Jennifer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jennifer, me alegro de que te haya gustado. Un besito 😊

      Eliminar
  3. Qué bien que te hayas animado! Sigo a Mia y tiene un blog muy divertido. Y qué decir de tus narraciones, sabes que me encanta leerte.
    Un besazo, bonita!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapaa! Sí, yo también digo a Mia desde hace tiempo. Me alegro de que te guste mi historia jaja un besote! Muuaaa

      Eliminar
  4. Lo de escribir un relato con un tema concreto o frases ya hechas tiene su miga y has salido más que airosa de él. Parecía que iba a acabar mal el tema pero al final mira, a la chica le gusta la marcha.
    Escribes muy bien María, ¡un beso!
    (P.D.: cuando se le pase el calentón, vuelva a la realidad y se de cuenta dónde ha enviado el vestido... a ver si tiene agallas de ponérselo, jeje)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días guapa! Muchas gracias por tu comentario. El vestido no quiero imaginar cómo estará cuando vaya a buscarlo jaja
      Alguien va a llorar jaja
      Un besazo!!

      Eliminar
  5. Pues la verdad es que, para que digas que no sabias como quedaría, te a quedado tan bien que podrías, incluso, continuar la historia! El juego de, ahora si y ahora no, es algo que me gusta mucho.
    Me iré pasando, a ver que cosas me traes!
    Un beso flor :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapísima! Gracias por visitarme y comentar! Un besitooooo 😊

      Eliminar
  6. Felicidades María te ha quedado super bien, cosa que no es de extrañar pues has nacido para esto.
    Me ha faltado la lavadora encendida que siempre hubiera dado mucho juego, ja,ja,ja,
    Reto más que superado, un beso María y esperando nuevos escritos desde ya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miguel!! Lo de la lavadora jajajajaj nunca se sabe dónde irán después
      Un besito grande y feliz jueves 😊😊

      Eliminar
  7. Pues yo diría que se te ha dado muy bien, María. Reconozco que los tipos malos son mi debilidad, al menos en la teoría; seguramente yo también hubiera terminado en el cuarto de la limpieza jajajaja.

    Muy ameno y divertido, has planteado una situación con mucho picante. ¡Enhorabuena!

    Un beso de jueves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Julia, me alegro mucho de que te guste! Lo de acabar en el cuarto de la limpieza no sé yo si alguien se hubiera podido negar jajaja
      Un besote y feliz jueves 😊

      Eliminar
  8. Un escena erótico-festiva muy visual, María. ¡Si esos cuartos de limpieza hablaran! Me ha gustado mucho. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja no quiero imaginar lo que dirían! Muchas gracias David, un besazo! 😊

      Eliminar
  9. Menuda escandalera de fregonas y palos de barrer que están montando estos dos. Sí, sí, mucho callarse que nos van a oír pero el aplastamiento ha sido feroz y, claro, los artículos de limpieza se han quejado.
    Muy divertido tu relato, María. Si se trataba de lograr un reto, como te dice Mía lo has culminación éxito.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Jaja muchas gracias! Me alegro que te haya gustado 😊 Feliz sábado!

    ResponderEliminar
  11. hace semanas que intento seguirte y no lo consigo

    ResponderEliminar
  12. Eso de imponerse un cambio de registro cuando escribimos es un autoejercicio que todos deberíamos realizar de vez en cuando,... y ya veo que a ti no se te da nada mal. Feliz jueves!

    ResponderEliminar
  13. Divertido y entretenido al mismo tiempo, te ha quedado simpático. Enhorabuena y feliz finde ;)

    ResponderEliminar